Korrika badator

 

Korrika logo 2Yo tuve la suerte de aprender euskera de niña, a los tres años mis padres me matricularon en lo que se convertiría en la Ikastalo municipal de Pamplona. Porque cuando yo empecé en el 84 todavía no era legal, tampoco era ilegal, era alegal. Mis dos primeros años de escuela mi aula fue una caseta de obra, después se ocupó el centro donde hoy en día está la ikastola, junto a otros dos centros más y así surgieron las tres primeras Ikastalos Municipales de Pamplona, Hegoalde, Axular y Amaiur. Mis padres pudieron matricularme en el colegio de al lado de mi casa en castellano (al que iba mi hermana que no tuvo plaza en la ikastola) o podían haber optado por la ikastola privada donde hubieran tenido menos preocupaciones cada inicio de curso (porque no recuerdo yo un curso que no se empezara con huelgas por falta de plazas en las ikastolas o dar las clase en protesta en la Plaza del Castillo), pero optaron por la educación pública y en euskera.  Mis padres tuvieron que soportar  escuchar que no estábamos al nivel educativo de otros centros, con los años algunos se tuvieron que tragar sus palabras, cuando yo estando en 8º de EGB, estudiaba con libros de 2º de BUP en todas las asignaturas y sus hijos, en el mismo nivel tenían dificultades para cumplir temarios, aunque eso no se debe a que fuera ikastola y pública si no, al buen hacer de casi todos los profesores que tuvimos durante todos esos años, que supieron exigirnos y sacar lo mejor de nosotros. En junio harán 16 años que termine la EGB con mi graduado escolar bajo el brazo y hoy es el día que sigo pensando que matricularme allí fue la mejor decisión que pudieron tomar mis padres. Yo lo tengo claro, si algún día tengo hijos, asistirán a una escuela pública y en euskera, Korriken guztien logoa 1gracias a la lucha de un montón de padres y madres, hoy en día tenemos el modelo de euskera en casi todos los barrios (por mucho que al Ayuntamiento de Pamplona y al Gobierno de Navarra les fastidie y pongan trabas).

Sin embargo, aunque a principios de los 80 fuimos muchos los que pudimos aprender y estudiar en nuestra lengua, muchos otros no pudieron, bien porque sus padres no les parecía conveniente, porque no había plazas en las ikastolas, o por cualquier otro motivo. Además, muchos más fueron los que no aprendieron euskera durante la dictadura, aunque sus padres supieran, muchos eran los que decían que era un idioma sin cultura, una lacra, y no lo enseñaban a los hijos. Otros aunque amaban su lengua, sufrieron tal represión que no se atrevieron a enseñarla. El caso es que por un millón de motivos diferentes, korrika ibilbideamuchos adultos querían aprender euskera, con ese objetivo surgió AEK. Y como de alguna forma había que financiarse, aparte de las ayudas del Gobierno Vasco y del Gobierno Navarro (que por otro lado cada año son menos) surgió Korrika (corriendo).

La primera Korrika se hizo en 1980, de Oñati a Bilbo, desde entonces se celebra cada dos años, (aunque al principio no era cada dos años). Durante 10 días, un testigo es llevado pasando de mano en mano por casi todos los pueblos de Euskal Herria (Pais Vasco, Navarra y las tres provincias francesas) en una carrera de relevos que no para en ningún momento, ni de día, ni de noche. lekukoaEl recorrido se divide en Km que son comprados para llevar el testigo por personas, familias, colectivos, empresas, asociaciones, grupos de amigos o quien sea y con el dinero que se saca se financian parte de las clases que luego recibirá todo aquel que se apunte.

Este año toca Korrika, de hecho ya está aquí como quien dice, del 7 al 17 de abril, desde Trebiño, hasta Donostia. Más de 2000Km sin parar, llueva o nieve, con el sol sobre nuestras cabezas o con la luna alumbrándonos, cada kilómetro pasará el testigo de mano en mano hasta completar su recorrido.

Ahora nos toca poner un poquito de nuestra parte, yendo, participando, que se nos vea, que se nos oiga y que se entere todo el mundo que el euskera es nuestro idioma, que lo amamos, que lo defenderemos siempre mientras lo ataquen. Porque además de recaudar dinero, me parece a mí, que es una forma de hacernos oír y de decirles a esos que mandan en nuestro parlamento, que somos muchos los navarros que queremos vivir en euskera, que no es que odiemos el castellano ni mucho menos, pero el euskera forma parte de nosotros. Llenemos una vez más las calles de toda Navarra y toda Euskal Herria. Sintámonos orgullosos una vez más de nuestra lengua, de esa que se pierden sus orígenes, enseñémosle a todo el que quiera oírla lo preciosa que es e invitemos a todos a aprenderla. Y si alguien no quiere oírla, que haga como nuestros queridos gobernantes y que haga oídos sordos.

Aquí os dejo el video de la canción de la Korrika de este año, y más arriba tenéis alguna otra:

 

P.D: Habrá quien me diga o piense que podría haber escrito este texto en euskera, y así es. Sin embargo ya tuve esa discusión en mi cabeza cuando comencé el blog y decidí entonces que seria en castellano. Korrika avatar

 

Hasta que acabe la Korrika, este será el avatar que veréis cuando aparezca.