Yo no decidi

Yo no decidí dejar de escribir, pero tú ya no leías y al fin comprendí que no te interesaba y no tenia sentido insistir. Tal vez en otra vida, en otro lugar, en otro tiempo, lo ilógico y la ilusión, ganen a la razón, a los prejuicios y a los miedos y allí, podamos ser capaces de vivir el presente, sin llorar las heridas del pasado, ni temer lo que traerá el futuro.