Las tribulaciones de Joseba: La del pirata cojo

¿A quien se le puede ocurrir más que a kepasa29 poner a hibernar a nuestro Joseba? pues a nadie, pero él es muy listo y si le pones a hibernar seguro que consigue pasar la enfermedad… ¿o no?

El caso es que nuestro querido Joseba, en el capítulo anterior Hibernación en el blog Sobrados Motivos de mi compi de tribulaciones, estaba muy malito en una cama en la clínica, y por si fuera poco, la abuela María metiendo cizaña con Ainhoa… menos mal que el tío Jon, estaba atento y supo como salir de la situación… igual hasta ha sido un pasito para reconciliarse con Xabier…

Pero bueno, no adelantemos acontecimientos… y vamos ya con el capítulo once de tribulaciones…

 

Capítulo XI: La del pirata cojo

Cuando por fin volví a casa, todo parecía ir como siempre… para todos menos para mí, claro, que no podía pisar la calle hasta nueva orden del medico. Así que me pegaba los días yendo de la cama al sillón y del sillón a la cama… La expectativa de unos días sin ikastola y en casa me había parecido genial cuando me lo dijo el médico, pero, después de unos días me aburría tanto…

La amatxo no se separaba de mí siempre que estaba en casa, vigilando cada movimiento que hacia yo y siempre se preocupaba por que estaría bien abrigado.

-Joseba, ponte la bata anda… y no andes descalzo, todavía no estas bien del todo. –era la frase que más oía a mi amatxo cada día.

Nunca pensé que me llegaría a cansar de jugar a la play o al portátil, pero hasta eso me aburría ya… las mañana me las pasaba leyendo, el aita me había traído de la biblioteca “La isla del tesoro” y aunque al principio lo había cogido a regañadientes, la verdad es que era un libro de aventuras muy entretenido y estaba apunto de terminarlo, y ya me estaba esperando “La vuelta al mundo en 80 días” que el tío Jon decía que también era de aventuras.

Se acercaban los carnavales y yo me los iba a perder, Ainara y Ander ya estaban preparando sus disfraces, Ainara iba a disfrazarse de txatxo que como nos conto, era uno de los personajes de carnavales de Lanz, y por eso tenía que aprenderse el zortziko porque al final de la fiesta quemaban a Mielotxin y bailaban alrededor de él, aunque el disfraz era muy feo, o eso le parecía a Ainara. Ander sin embargo se iba disfrazar de india, que yo me preguntaba por qué no se disfrazaba de indio… pero él decía que de india era más divertido… A mi me daban un poco de envidia, ¡seguro que se lo pasaban genial!

Estábamos todos cenando cuando el tío Jon se levantó:

-Atención todos… he tenido una idea –El aita y la ama le miraron temiéndose lo peor. Pero no dijeron nada- Bueno, mientras preparaba el disfraz de Ainara, me pareció que Joseba estaba un poco triste porque no podrá celebrar los carnavales. Todos sabemos que todavía no puede salir a la calle… pero… ¿qué os parece si traemos los carnavales aquí?

-¡Vaya! De vez en cuando tienes buenas ideas Jon, podríamos hacer una pequeña fiesta de disfraces el sábado… ¿qué te parece Ainhoa?

La ama no contestaba, miro a su hermano, luego al aita, a Ander, Ainara y a mi… menudo silencio…

-Bueno, supongo que Joseba estará mejor el sábado y una fiesta nos vendría bien a todos ¿no? Así que… ¿por qué no? ¡Venga, a pensar todos de que nos vamos a disfrazar!

-¡Yo de pirata ama! ¡Cómo el de La isla del tesoro!

A partir de aquella noche, todos preparamos nuestros disfraces, la ama llamo a todos los de clase de Ainara y a los de mi clase, y le dijo a Ander que invitara a quien quisiera. Y el aita nos dijo que también vendrían los primos y los tíos. Así que la semana paso mucho más rápido y enseguida llego el sábado.

Y allí estábamos todos preparados, Ainara de princesita, Ander del Zorro, el aita y la ama de los padres de la familia monster y el tío Jon de flamenca, pero el disfraz más guay era el mío, de pirata, con parche en el ojo y todo… Vinieron un montón de amigos, todos los primos, y hasta la novia de Ander de caperucita roja. El tío Jon puso la música y la ama y el aita montones de comida, nos lo estábamos pasando genial. Los carnavales habían llegado a casa y todos disfrutábamos.

-¿Ama, por qué la abuela María no ha venido? Es la única que falta… -Me había extrañado tanto no verla, porque aunque todos habíamos sido testigos de la bronca que le había echado a la ama, la abuela había llamado a casa todos los días desde mi vuelta y cuando hablaban todo parecía normal entre ellas… no parecían estar más enfadadas de lo normal.

-Bueno Joseba, la abuela tenía cosas que hacer, ya sabes, y no ha podido venir… -la respuesta de la ama, era una excusa, se le notaba en la voz, esa misma voz que Ainara ponía también…

Pero me conforme con la respuesta y seguí jugando con los primos y todos los amigos de clase que habían venido…

Mientras todos lo pasábamos en grande en el cuarto de estar, Ander se había escaqueado a su cuarto con Lorea, los aitas no se dieron cuenta, pero yo les vi como se iban y cerraban la puerta entre risas y besos en la boca… y sabia que después llegaban mas risas… porque los aitas antes entraban así a su cuarto muchas veces… Pero pronto me olvide de Ander y Lorea y seguí jugando.

La tarde se pasó volando y era ya muy tarde cuando se fueron los primos, de repente, la ama pregunto:

-¿donde se ha metido Ander?

-Pues ahora que lo dices, hace rato que no lo veo… -el aita miró al tío Jon preguntándole con la mirada si él sabía algo.

-Pues ni idea… no sé, habrá ido a su cuarto… no sé… voy a mirar.

El tío Jon cerró la puerta tan rápido como la había abierto y no abrió la boca. El aita y la ama lo miraron y luego se miraron ellos, pero no se movían… era como si estaban asimilando la información que leían en la mirada del tío. No pasó ni un minuto, Ander y Lorea salían del cuarto, a cual de los dos más rojos… Lorea apenas pronunció un agur y salió por la puerta. Ander… se quedo quieto… como esperando el chaparrón… Ainara me miraba sin entender nada, y yo no sabía porque tanto silencio, ni que había de malo en que Ander y Lorea estarían en el cuarto y porque estaban tan rojos.

Entonces el aita, pareció que ya había vuelto a su ser y consiguió hablar:

-Esto, Ander… ya hablaremos más tarde… esto… -de repente la ama y el tío Jon empezaron a reírse, a carcajadas y el aita se unió a ellos. Claro que a Ander no parecía hacerle mucha gracia.

-Ander, ya está, ya pasó… esto… es que parece que el tío Jon tiene el sentido de la oportunidad siempre atento… esto no es la primera vez que le pasa… -los tres reían como recordando tiempos mejores… -Luego hablaremos Ander, ahora no te preocupes…

-La verdad es que parece que estoy destinado a interrumpir a esta familia en momentos que no debo… -el tío Jon no paraba de reír…

Ainara y yo no entendíamos nada, ¿Por qué Ander estaba tan colorado? ¿Qué había interrumpido el tío Jon? Y sobre todo ¿Por qué no paraban de reírse los tres?

-Bueno, venga, venga, vamos a recoger entre todos y pronto a la cama que ya es tarde. –dijo el aita- Además Joseba, el lunes vuelves a la ikastola, así que, hay que volver a la rutina de los horarios.

Otra vez a la ikastola, de eso tenia ganas y aunque no entendiera que estaba pasando, escuchar las carcajadas de los tres me había animado muchísimo.

 

7 pensamientos en “Las tribulaciones de Joseba: La del pirata cojo

  1. Kaixo!
    Ambiente carnavalero y festivo… jajaja por fin un poquito de diversión para el pobre Joseba, aunque tenga que ir a la ikastola al día siguiente. 8)
    ¿Y que habrá pasado para el tono encarnado de Ander y Lorea?
    Me ha encantado el capítulo, a ver si somos capaces en sobrados motivos para poder seguirte.
    Muxu mitxoleta! 8)

    • Kaixo Laztana,

      Buena falta le hacía la diversión a Joseba después de la hibernación, y además unas risas siempre son sanas para alegrar un poco la vida.

      Sobre la capacidad que tienes para seguir con el siguiente bertso-post, no tengo ninguna duda, se que eres muy capaz de hacerlo y además, lo haces genial 🙂

      Muxu handi laztana eta mila esker!

  2. Sigue con la historia, aquí tienes una seguidora de las tribulaciones de Joseba , de la sencillez de la vida familiar, la enseñanza de valores. Muchas gracias, esperaré al siguiente post.

    • Hola Conchita,

      Muchas gracias por tus palabras, este pequeño proyecto es una idea de kepasa29 y mía como sabes si eres seguidora, y de su parte y de la mía te doy las gracias por leernos y espero que te siga gustando, de momento, tenemos tribulaciones para rato porque no tiene fecha de final.

      Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *