Urte berri on!

Se nos acaba el año, que ya estamos en nada en el 2012 y toca hacer balance de lo que ha sido este año, de lo bueno, de lo malo, de lo regular y de lo que no se cuenta. Al final, como cada año, nos acordaremos de cuatro momentos buenos, malos o regulares pero sobre todo, nos acordaremos de quien no acompaño en ellos.

No soy yo mucho de hacer balances, creo que hice tantos cuando estudiaba administrativo que acabe saturada y además los de mi vida nunca cuadran, las mates para eso son más exactas, pero la vida no es nada exacta así que es una tontería ponerme hacer balance de este año que acaba.

En fin, que llega la nochevieja y nos preparamos todos para recibir el año con todas nuestras esperanzas y buenos propósitos puestos en él. Esto… no… buenos propósitos no hago tampoco porque los he hecho un par de años y no los he cumplido así que nada, este año paso también de eso… y no creáis que me puse propósitos típicos, como dejar de fumar, ir al gimnasio o aprender ingles, que yo ya sé, que eso no lo voy a cumplir y es tontería ni intentarlo, el propósito frustrado de estos años ha sido volverme tonta… que lo he intentado con todas mis fuerzas con la convicción de que los tontos e ignorantes son más felices, pero no me ha salido… bueno tenia otro, pero ese también se frustro y no lo puedo poner porque estamos en horario infantil… ejem… esto… corramos un tupido velo. Total que nada de nada de propósitos para el año nuevo, en este me conformo con no atragantarme con las uvas, cosa que nunca me ha pasado, pero siempre me ha dado mucha cosa que me pase.

Así que nos juntaremos a cenar familia y amigos y disfrutaremos de la noche y brindaremos a las doce y nos felicitaremos el año, porque es complicado ser originales estas noches. Por supuesto me comeré las doce uvas, yo con pepitas y todo, que me gusta el riesgo… jijiji! Y ah si, cumpliré otra tradición que lleva inalterable los últimos 25 años, que teniendo en cuenta que tengo 30 es casi mi vida entera, 5 minutos antes de las campanadas llamaré a mi mejor amiga para felicitarle por última vez su cumpleaños (si nació el 31 ella es así de original…) y nada más terminar las campanadas me llamará ella para felicitarme el año, siendo la primera con la que hable en el 2012 como cada año. Y a estas alturas puede parecer una tontería o una ñoñez, supongo que cuando teníamos 5 años tenía más gracia, pero después de tantos años, no me imagino entrar en el nuevo año sin hablar con ella…

Bueno que cada uno disfrute la noche como quiera, estrene el año lo mejor posible y en la mejor compañía posible, que al final es lo que cuenta. Y sólo os recuerdo una cosita, que los mayas dijeron que en el 2012 se nos acababa el mundo, que seguro no tienen razón, pero por si acaso, aprovecharlo a tope, disfrutarlo como nunca y reíros todo lo que podáis, no vaya ser que tengan razón y luego nos entren las prisas por vivir.

Urte berri on!!

Feliz año nuevo!!!

8 pensamientos en “Urte berri on!

    • Hola Pabloooo!

      Jejejeje! las promesas mejor hacerlas si estás seguro de poder cumplirlas… 😉

      Un beso y a disfrutar siempre!

  1. Kaixo mitxoleta!
    Que disfrutes de esas pequeñas tradiciones… a veces es lo mejor para que nos entren ganas de disfrutar de otras cosas.
    Aupa las pocas promesas!… que luego hay que cumplirlas y ni te imaginas el trabajo que nada!.
    Muxu haundi!
    Urte berri on!
    Eta ondo pasa! 8)

  2. Kaixo Laztana! 🙂

    Uff! claro que me imagino el trabajo que dan por eso directamente mejor no las hago, yo soy consciente de mis limitaciones jejeje!

    Ya sé que empezaste el año tranquilito y que siga así no? jeje!

    Muxu handi bat!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *