Desvaríos de madrugada

“-Es que es todo perfecto y luego mal, y luego perfecto y luego mal…

-Ya empiezo a pensar que ese es el problema, que nada puede ser perfecto y cuando lo es algo falla.

-El mundo nos engaña haciendo que creamos en la perfección.

– Sí eso es, la perfección no existe. Y si algo parece perfecto algo malo esconde, seguro.

-Hay luna llena y ni una sola nube, estoy hablando contigo y es genial formar parte de esto.

-Eres una parte muy importante.

-Y tú, nunca me había pasado tener a alguien así.

-Ni a mí. Pero no es perfecto, lo perfecto es malo.

-Sí. Nos han engañado.”

6 pensamientos en “Desvaríos de madrugada

  1. Txampiñon: Vale, eso cuenta como perfeción culinaria sobre todo acompañado de ese Champagne tan rico.

    Radamanthys: Tienes razón… no tengo más que añadir.

  2. No, en serio, la perfección es una cuestión de percepción; quiero decir que es absolutamente subjetivo y que por supuesto, depende de cosas tan dispares y sin embargo tan complementarias como pueden ser la edad, el estado emocional, la ideología, la educación etc.
    ¿Es perfecto un día de lluvia?
    Preguntemos a:
    El vendedor de paraguas, al heladero, al agricultor de secano y al de regadío.
    Obtendremos distintas percepciones de la perfección.

  3. Además,
    ¿Quién coño quiere la perfección?
    ¿Para qué sirve la perfección?
    ¿De qué sirve ser perfecto ó alcanzar la perfección?
    Sí alguien me pude contestar (y convencer) le estaré muy agradecido.

  4. Hola, Txanpiñon, desde luego y teniendo en cuenta todos los años que hace que me conoces coincidiras conmigo en que yo no quiero la perfección, ni la busco, ni aspiro a ella… Así que no sere yo quien te convenza de ello…

    Muxu!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *